¿POR QUÉ COMEMOS LAS 12 UVAS PARA DESPEDIR EL AÑO?

Allá por el año 1800 los aristócratas pasaban las navidades deleitándose con champagne y uvas, mientras el pueblo pasaba frío y comían lo que buenamente podían. Pero aquel año fue diferente, un cambio repentino de las temperaturas provocó una gran superproducción de uvas en Francia y en Alicante. El Gobierno francés decidió repartir las uvas entre las clases mas pobres y en España decidieron imitarles. Pero eso no fue todo, en España ocurrió un hecho anecdótico que cambiaría la historia. Las clases bajas se fueron a la puerta del Sol a comer uvas para reírse públicamente de los nobles y demostrarles que ellos también podían comer uvas en Navidad. Así nació la tradición de comer las doce uvas el día de nochevieja para pedir suerte al año venidero y volver a tener uvas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *