ORIGEN DE LA TAPA, CON LA CAÑA Y EL VINO

cerveza-y-tapaCuando vamos a un Bar, a tomar un vino o una caña de cerveza, suelen ponerlo acompañado de algo para comer en algunos sitios (según en que comunidad, ciudad o pueblo estés). Pero esta tradición de poner algo para picar, acompañando tu bebida, ¿de donde viene?
¿Sabes la historia de las tapas?
La tapa, para que se pueda considerar como tal, tiene que tomarse entre las comidas principales y como alimento que permite al cuerpo aguantar hasta la comida o la cena.
Aseguran algunos autores que la tapa nació a causa de una enfermedad del Rey español Alfonso X el Sabio, que se vio obligado a tomar pequeños bocados entre horas, con pequeños sorbos de vino. Una vez repuesto, el Rey Sabio dispuso que en los mesones de Castilla no se despachara vino si no era acompañado de algo de comida, regia providencia que podemos considerar oportuna y sabia para evitar que los vapores alcohólicos ocasionaran desmanes orgánicos en aquellos que bebían, quienes, en la mayoría de las ocasiones, no tenían suficiente pecunia para pagarse una comida con abundancia proteínica y en condiciones. Alfonso estaba enfermo y tenía que tomar pequeños bocados entre horas como preinscripción médica, y gracias a que se recuperó rápidamente.
copa-de-vino-sevillaDe hecho, las jarras e incluso los vasos eran cubiertos por una loncha de jamón o un trozo de pan con algo por encima, para que no se llenara el vino de impurezas y por tomar el alcohol acompañado por un alimento sólido, tal y como había dicho Alfonso X. De este modo, TAPABA la jarra o el vaso de vino.
Hay otra teoría al respecto, que dice que, estando Alfonso XIII de viaje en Cádiz, entró en una taberna para tomar un vino y se levantó una corriente de aire. El mesonero cubrió con jamón la jarra de vino y entonces Alfonso X pidió otra copa de vino, esta vez con “tapa” incluida.
Cuando en toda España se generalizaron las “botillerías” y “tabernas”, la provisión del Rey Sabio continuó vigente. Y por esta razón, el vaso o jarro de vino se servía tapado con una rodaja de fiambre, o una loncha de jamón o queso, que tenía dos finalidades: evitar que cayeran impurezas o insectos en el vino y facilitar al cliente empapar el alcohol con un alimento sólido, como aconsejaba Alfonso X. Éste fue el origen del nombre de esta tradición española tan arraigada, la tapa, el alimento sólido que
tapaba el vaso de vino.
tapa antonio j. salmerón atoOtras teorías asociadas
Hay otras explicaciones con respecto a la tapa, que datan de la época de reino de los Reyes Católicos:
 Una de esas teorías cuenta que en los bares y tabernas se encontraban muchos carreteros a su salida, los cuales consumían cerveza y vino. Para evitar sus estados de embriaguez se ordenó que se le diera un bocado en la ingesta, y una manera de conseguirlo era poner sobre el vaso la tapa para así comerla antes de poder beber.
 La otra dice que estando en una taberna los Reyes Católicos en la isla de León en el municipio de San Fernando, Cádiz (donde se dice también lo del viaje de Alfonso), el rey Fernando pidió que para que no entraran moscas e impurezas en su bebida le pusieran una loncha de jamón. El tabernero le contestó: “aquí tiene su tapa, Majestad“.
 En el SXVI, Siglo de Oro para España, se utilizaba el término tapa castellanizado de la palabra francesa “étape”, que hacía referencia al aprovisionamiento y/o marcha de los soldados. La palabra tapa significaba el lugar donde se aprovisionaban, y tapear era la acción de aprovisionar.
 Otras teorías del Siglo XIX dicen que fue por la necesidad de agricultores y ganadores de hacer un descanso en su jornada de trabajo, y así tomar un bocado para no mostrarse indispuestos. El alcohol era un habitual en invierno para calentar al cuerpo y porque propiciaba el entusiasmo a los trabajadores del campo y ganado, mientras que en verano se sustituía el vino por gazpacho (en el Sur de España), ya que el cuerpo pedía alimentos frescos.
 Muy similar al viaje de los Reyes Católicos, Alfonso XIII, en un viaje a Cádiz, paró en el mesón “Ventorillo del Chato” (el cual aún existe) y tras una gran ventolera, el mesonero puso una loncha de jamón sobre el vino. Esto fue del agrado del Rey, el cual pidió otra. De todas maneras, esta teoría se cree que se desmonta por sí misma, ya que el viento arenoso típico de la zona dejaría la loncha impregnada de arena, por lo que se cree que las tapas se realizaban con pan duro para cubrir vasos y copas.
 También se dice que fue tras la Guerra Civil Española cuando se abrió una amplia cantidad de bares. La tapa era una manera de despertar el hambre y la sed, sobre todo las saladas.
Así se generalizó en toda España la tradición de la tapa, que continua arraigada en nuestros días y que, incluso, ha sido adoptada y disfrazada en otros países.
Foto: Antonio j. Salmerón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *